El timo de la homeopatía (2)

Visto el éxito de la anterior entrada, y que cada vez me encuentro con más adeptos, me parece que, ya que vuelvo a tener tiempo de escribir, volveré con la pseudociencia por excelencia de nuestros días: la homeopatía.

¿Alguien me puede explicar por qué un artículo científico que se demostró falso sigue siendo usado como justificación de la homeopatía? En la conocida revista Nature (la que publicó un estudio inicial de que la homeopatía funciona) dejaron claro que El agua no tiene memoria y que aplicando el doble ciego la homeopatía no funciona, es el observador o el paciente el que cree que funciona, pero más allá de la fe o de la sugestión o del efecto placebo, no hay pruebas del funcionammiento de la homeopatía.

Puedo ponerme en la piel del “inventor” de la homeopatía, cuando los médicos recetaban sangrías con sanguijuelas o amputaciones/extirpaciones de algo que “sobraba” o daba mal. Todos tenemos padres y/o abuelos a los que les extirpaban el apéndice porque si, o las anginas o lo que sea, y estamos hablando del siglo XX; pero la medicina, desde que han avanzado tanto las técnicas de diagnóstico, los nuevos medicamentos, los nuevos tratamientos con quimioterapia, radioterapia, etc ha cambbiado mucho y estos avances han revolucionado el tratamiento del cáncer, pese a que aun faltan diagnósticos mejores para detectar el cáncer a tiempo y mucha investigación por delante para tanta enfermedad existente. En aquella época era normal tener miedo de los “matasanos”, y que prefirieran ir al curandero o incluso al homeópata (que para el caso, prefiero al curandero, que al menos te daba hierbas, y allí algún compuesto químico habría que igual podría hacer algo).

Ya puestos, ¿por qué no desarrollan los homeópatas un “medicamento” homeopático para el cáncer que funcione de verdad? Según ellos, si diluyes un compuesto químico que provoca una enfermedad en esas diluciones infinitas suyas, debería curarla. ¡Pues será por sustancias químicas que se conocen que son cancerígenas! Tienen bastante donde elegir.

No soy fan de los escépticos esos que su religión es la ciencia, y que si no lo explica la ciencia no es verdad, ya que la ciencia avanza y con el tiempo las cosas evolucionan y otras se quedan atrás, pero en temas de medicina, química, física… creo que la fe debe dejarse a parte, y decir que la homeopatía funciona con argumentos científicos falsos o que es fe, no lo veo correcto. Aquí dejo un enlace de un vídeo (un poco largo) de unos escépticos de esos que no me gustan, pero que dejan bien claro que la ciencia no avala a la homeopatía, le pese a quien le pese:

https://www.youtube.com/watch?v=7Fc_EKT_1-o#t=1119

Hay páginas web donde dicen que llegan a curar hasta un 20% de cierto tipo de cánceres con ciertos “medicamentos” homeopáticos, aunque no dejan claro si los emplean de manera complementaria o exclusivamente. Teniendo en cuenta que  hace años que se conoce que el cáncer se puede curar (a veces) de manera natural por el sistema inmunológico, etc  ¿Habrá sido el tratamiento médico, el homeopático o el sistema inmunitario?

Me parece que por hoy ya es bastante, solo me despido del post con una canción de Ska-P que deja clara mi opinión sobre los curanderos, videntes, homeópatas, etc:

El timo de la homeopatía

Ya estoy harto de spamear mi twitter con blogs y artículos que dicen demostrar el timo de la Homeopatía. Hoy soy yo el que los va a poner a caldo… A ver si algún día conseguimos que se elimine la bochornosa cátedra de homeopatía de la Universidad de Zaragoza.

Empiezo con un blog de mis ex-compañeros del ISQCH de Zaragoza, en el que demuestran teóricamente (usando uno de los pilares de la química: el número de Avogadro) que los medicamentos homeopáticos son agua con azúcar:
http://isqch.wordpress.com/2012/05/05/el-numero-de-avogadro-y-la-homeopatia/

¿Como es que es legal un medicamento que no tiene ningún principio activo y que es solo agua? La respuesta en Europa occidental, entre otras, es la multinacional francesa Boiron. Pese a que ha tenido juicios debido a la ineficacia de sus medicamentos, ha conseguido abrirse un hueco legal (no tiene efectos secundarios y existe el efecto placebo) y hoy día aparece hasta en Vademecum un medicamento denunciado en EEUU. por ineficaz.

Los productos homeopáticos afirman su eficacia en dolencias para las cuales el único tratamiento consiste en esperar al alivio de los síntomas. En estos casos, como el paciente se va a curar de todos modos, el remedio homeopático, similar en apariencia al tradicional y de venta en farmacias, actúa como un eficaz placebo. En otros casos, la enfermedad es más compleja y de difícil curación. Es entonces cuando la homeopatía esgrime su carácter “complementario” (nunca sustitutivo), afirmando que puede ayudar al médico tradicional en su tarea.

La credulidad de la gente, unida a veces con la desesperación, puede llevar a creer que lo natural y homeopático es bueno y funciona. No es que sea malo, pero que algo no haga mal no significa que haga bien. Hoy en día casi nadie iríamos a un curandero a que nos curara el cáncer, pero parece ser que a estos nuevos “curanderos” que se hacen llamar “homeópatas” (mismo timador con distinto nombre) la gente si que va, y se gasta un dineral en agua con “esencias” invisibles e indetectables (porque además tienen que ser caros porque sino no se creerían que funcionan y así sacan más beneficios).

Imagen

Si alguien desea una explicación más exhaustiva del porqué la homeopatía es un timo les recomiendo alguno de los siguientes enlaces: Naukas (más extenso) y La ciencia y sus demonios (más breve).

Para terminar me despido con un vídeo que he encontrado en youtube que me ha gustado:

https://www.youtube.com/watch?v=oaqi8d47Wvg

Minientrada

Como el Marketing está cambiando nuestras vidas

Siempre he dicho que ir al Mc Donalds a por una ensalada es como ir a un puticlub a por un abrazo. Se puede hacer, pero es raro.

El marketing está cambiando la forma de vivir cambiando nuestra forma de consumir. Antes cuando ibas a una hamburguesería solo pensabas en ir a comerte una hamburguesa, pero hoy en día puedes hasta desayunar si quieres en un Mc Donalds.

Ha sido muy raro eso de entrar al Mc Donalds a por un café. Pasaba esta mañana por la calle el Coso de Zaragoza, y he visto una foto en el escaparate de la tienda de un café muy apetitoso. Uno de estos cafés “modernos” que llevan chocolate, nata, azúcar, hielo… ¡y hasta café! (yo creo que se lo ponen solo para darle color):

Imagen

Cuando he salido de la tienda con el café, me sentía raro, ¿quién va al Mc Donalds a por un café?

Imagen

Esta semana hemos dado un curso de formación en la empresa, para ser más innovadores, y este café me ha hecho darme cuenta de que no es tan difícil.

Imagen

Todo esto se debe al Marketing Lateral, que pretende desarrollar un producto diferente para el público, y no las variaciones de un mismo producto. El marketing lateral busca llegar a la persona que recibe el mensaje mediante la innovación, busca destacar. Se acabó el exprimir al máximo un producto; ahora aplicando un Pensamiento Lateral, se pueden encontrar nuevos nichos de mercado.

A saber que nos depara el futuro, pero después de tener móviles que son más ordenadores que teléfonos, solo nos queda esperar y, como todo está cambiando a una velocidad asombrosa, no creo que tardemos mucho en ver cosas impensables hasta ahora (otra cosa es que las tengamos tan asimiladas que ni nos demos cuenta de ello).